Google+ imprimir

Espacios y programadores culturales

El Ayuntamiento de Santiago –fundamentalmente a través del Auditorio, sede de la Real Filharmonía de Galicia, y del Teatro Principal-, la Universidad y la Xunta de Galicia -con el Salón Teatro, escenario del Centro Dramático Galego, la compañía pública de Galicia-, son los grandes programadores públicos, con una presencia destacada en la agenda cultural diaria de la ciudad.

Entre los programadores culturales privados sobresalen las tres salas alternativas de la ciudad, que dedican especial atención a la innovación artística y, particularmente, a la de los jóvenes creadores gallegos, y que cuentan con propuestas estables de teatro, danza, música, performances, títeres, cabaré, cine independiente, etc. El club de cine de la ciudad, el Cineclube Compostela, completa esta oferta alternativa.

Además están los locales nocturnos, que generan un sinfín de propuestas culturales: además de música en vivo, en ellos se pueden encontrar espectáculos de cabaré, magia, exhibiciones de cortos y otros. La Sala Capitol –escenario de música actual y de multitud de propuestas innovadoras- y el café-concierto Dadó Dadá –dedicado al jazz y otras músicas de calidad- son sólo dos ejemplos de la oferta de ocio cultural de las noches compostelanas, en las que destaca además la programación continua de los pubs de la ciudad histórica a través de la Asociación Cultural Cidade Vella, motor de las noches de la ciudad desde hace ya muchos años.

Y además están los museos y las grandes salas de exhibición, que generan periódicamente interesantes actividades culturales como complemento a su actividad expositiva. De los museos de la ciudad sobresalen la programación del Centro Galego de Arte Contemporánea –CGAC-, del Museo do Pobo Galego y del Museo-Fundación Eugenio Granell, y la labor de difusión cultural, a través de conferencias, recitales, presentaciones, y exposiciones temporales, de la Galería Sargadelos y de la Fundación Novacaixagalicia.

El ambicioso proyecto cultural Cidade da Cultura de Galicia, obra de Peter Eisenman, incrementa todavía más la oferta cultural y afianza la posición de Santiago como referente cultural de primer orden en el panorama nacional e internacional.