Google+ imprimir cuaderno de viaje

Todo el mundo está de acuerdo: el Pórtico de la Gloria es una de las maravillas del arte románico del mundo. Tiene más de 200 figuras talladas por el Maestro Mateo hace más de 800 años y que aún hoy te sorprenderán por la expresión de sus rostros, el detalle de sus ropas y el bonito mensaje de esperanza que nos quieren transmitir.

Mirar el Pórtico de la Gloria es como ir a una gran función de teatro. Los peregrinos que entraban en la Edad Media lo entendían muy fácilmente, porque estaban muy familiarizados con las escenas representadas. A nosotros quizás nos cueste un poquito más, ¡pero es tan hermoso! 

En el arco central se representa una visión del Apocalipsis. Cristo resucitado regresa al mundo rodeado por los cuatro Evangelistas, a los que reconocerás porque llevan sus animales simbólicos: Lucas con el toro, Juan con el águila, Marcos con el león y Mateo con su caja porque era recaudador de impuestos. Sobre este conjunto, en la arquivolta, los 24 ancianos del Apocalipsis conversan entre sí mientras afinan los instrumentos para entonar el canto de la Gloria. Mira sus instrumentos musicales, ¡si es que parece que están a punto de sonar!

El patrón de la Catedral, Santiago Apóstol, preside la columna central de mármol invitando a entrar al templo. ¡Fíjate en las huellas que millones de manos han dejado en la columna! Detrás está la figura del gran arquitecto, el Maestro Mateo, arrodillado humildemente ante el altar.

Toda la mitad izquierda del Pórtico está dedicada al Antiguo Testamento, y se apoya en las columnas de cuatro profetas, mientras que la mitad derecha representa el Nuevo Testamento y se apoya en las figuras de cuatro apóstoles. Si te fijas en sus caras, te gustarán mucho dos: a la derecha, el joven San Juan, y a la izquierda, el sonriente profeta Daniel. ¿Sabes que esta sonrisa es casi, casi tan famosa como la de Mona Lisa' Fue un gesto revolucionario en el siglo XII. ¡Es tan natural que no parece hecho de piedra!

Antes de marchar puedes afinar la vista y tratar de encontrar en las arquivoltas del lado derecho los tormentos del Infierno. Verás demonios, un bebedor que trata de beber boca abajo, un goloso que intenta comer una empanada mientras una serpiente le oprime la garganta, unos avaros atados de pies y manos… ¿Qué quiere decir esto' ¡Que hay que ser buenos!

Más información

Localización
localización
Si detectas algún error en esta página, por favor comunícalo a ot@santiagoturismo.com