La fotogenia de la Quintana

Google+ imprimir cuaderno de viaje

La desnudez de la Plaza de la Quintana cobra especial valor con el juego de la luz en la piedra. El mediodía permite fotografiar el granito en toda su dureza. Los atardeceres proyectan la sombra de los pináculos y el cimborrio de la Catedral sobre el muro del Convento de Antealtares. Y la iluminación nocturna convierte la superficie en un medio casi acuático, como una silenciosa pecera. Además se pueden hacer fotos ‘viñeteadas’ desde los soportales de la Casa da Conga.

 

La desnudez de la Plaza de la Quintana cobra especial valor con el juego de la luz en la piedra. El mediodía permite fotografiar el granito en toda su dureza. Los atardeceres proyectan la sombra de los pináculos y el cimborrio de la Catedral sobre el muro del Convento de Antealtares. Y la iluminación nocturna convierte la superficie en un medio casi acuático, como una silenciosa pecera. Además se pueden hacer fotos ‘viñeteadas’ desde los soportales de la Casa da Conga.

 

Más información

Localización
Plaza de la Quintana, Santiago de Compostela, 15782
Si detectas algún error en esta página, por favor comunícalo a ot@santiagoturismo.com