print cuaderno de viaje

El Belén de San Fiz de Solovio alcanza récord de visitantes con más de 8.000 personas en dos semanas

Content not available in English. Sorry for the inconvenience

El concelleiro de Turismo y Relacións Institucionales, Sindo Guinarte, visitó esta mañana el Belén de la Iglesia de San Fiz de Solovio, acompañado por el Arcipreste de la ciudad y administrador parroquial de San Fiz y Santa María Salomé, Don José María Pintos Recarey; la gerente del Mercado de Abastos, Marta Rey; el belenista José Uzal, así como la xerente de Turismo de Santiago, Flavia Ramil.

Turismo de Santiago posibilita un año más este Belén Tradicional, que en este 2021 se enriquece con 150 figuras rehabilitadas, de los años 50 y donadas por el sacerdote de la Iglesia de San Agustín. Así, el nacimiento cuenta con casi 500 imágenes, todas hechas a mano. El Belén es cedido y montado cada año por José Uzal, e incuye diferentes escenas, piezas en movimiento y también iluminación y sonido, además de efectos especiales con los que nos sorprende cada año (niebla, truenos, etc.). El Belén puede visitarse del 3 de diciembre hasta el 5 de enero.

Durante o recorrido, Sindo Guinarte agradeció el trabajo del belenista y la implicación de los distintos colaboradores y expresó su satisfacción por la acogida que tiene esta actividad cada año.

Por su parte, la xerente de Turismo de Santiago destacó que, desde su apertura, pasaron por la Iglesia de San Fiz más de 8.000 visitantes, cumpliendo, siempre, con las medidas de seguridad que limitan el aforo en el interior. Así, desde el año 2015 el Belén sumó ya más de 140.000 visitas.

En este sentido, Flavia Ramil explicó que en estas primeiras dos semanas de apertura, se superaron las cifras prepandemia en el número de visitantes, con una media de 700 personas por día. Los picos de asistencia ocurrieron durante el Puente de la Constitución. El domingo, día 5, se acercaron al Belén 1.312 personas.

El Belén artesanal de San Fiz se expone cada Navidad desde 2015, gracias al belenista José Uzal. Está organizado por Turismo de Santiago y cuenta con la colaboración del Arzobispado de Santiago, el Mercado de Abastos y el Colegio Mayor de San Agustín. Supone una oportunidad única para contemplar el tímpano gótico del templo, que representa una hermosa Epifanía o Adoración de los Magos y el interior de la iglesia, que permanece cerrada al público el resto del año.