print cuaderno de viaje

BODAH da un paso más en la mejora de la gestión del turismo en las ciudades patrimoniales del Espacio Atlántico

Content not available in English. Sorry for the inconvenience

Medir y entender mejor el comportamiento tanto de los visitantes como de los residentes de las ciudades patrimoniales del Espacio Atlántico para facilitar su gestión y lograr un turismo sostenible es el principal objetivo del proyecto BODAH (Big and Open Data for Atlantic Heritage), liderado por Turismo de Santiago de Compostela y en el que participan otras seis entidades de España, Francia, Portugal, Irlanda y Reino Unido.

El proyecto Bodah contempla el diseño de soluciones tecnológicas que recopilarán datos de diferentes fuentes para convertirlos en conocimiento práctico. Por ahora, el proyecto, que comenzó a finais do 2019, ya consiguió definir un sistema de indicadores propio que determinará qué datos hay que medir y que se aplicará de forma piloto en cuatro ciudades: Santiago de Compostela y San Sebastián en España, Pau en Francia y Cork en Irlanda.

Sistema de indicadores

El sistema se diseñó tomando como base el sistema europeo, adaptándolo tanto a las características del proyecto y de las ciudades en las que está previsto intervenir como a la situación excepcional generada por el coronavirus. “Nuestro reto es afianzar un turismo sostenible en las ciudades en las que actuamos, beneficioso tanto para el visitante como para los habitantes del destino”, explican los responsables de BODAH.

Para conseguirlo es preciso conocer su comportamiento y en ello incide el sistema de indicadores que establece los aspectos a medir y evaluar para alcanzar una adecuada gestión del turismo. Así, responde a cinco cuestiones fundamentales: qué lugares son los máis visitados, cúantas personas reciben, cómo afecta ese tránsito al sitio en cuestión, qué percepción tiene el turista y el residente del destino y qué efectos sociales y económicos se generan en la ciudad.

30 indicadores con atención al coronavirus

La respuesta determinada por 30 indicadores, con una triple funcionalidad: conocer la situación real de los lugares o espacios monitorizados; anticipar y prever posibles saturaciones y establecer de buenas prácticas en el ámbito del turismo.

 “En momentos en los que el coronavirus trastoca por completo nuestro día a día, es fundamental contar con herramientas y sistemas que permitan un mejor control del turismo y de la afluencia a determinados espacios para garantizar la seguridad”, apuntan los responsables del BODAH.

Próximos pasos

Una vez que el sistema está definido y ya se escogieron las cuatro ciudades en las que se va a intervenir, el consorcio que conforma el proyecto BODAH, en el que junto a Turismo de Santiago participan Fomento de San Sebastián, Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, Universidade Nova de Lisboa, Cork Institute of Technology, Glasgow Caledonian University y Bangor University, seguirá trabajando en soluciones tecnológicas para una mejor gestión del turismo y los flujos de personas en ciudades patrimoniales del Espacio Atlántico.

El proyecto BODAH, liderado por Turismo de Santiago, se desarrolla dentro del programa Interreg Atlantic Area, con un presupuesto total de 1.573.373 euros, de los que un 75% son aportados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).