Google+ imprimir

Preguntas frecuentes

¿Qué es Santiago de Compostela Film Comisión (SCFC)?
Santiago de Compostela Film Commission es una oficina de promoción audiovisual. Su finalidad es promover la imagen cultural de la ciudad de Santiago de Compostela a través del fomento de la cultura de la imagen, así como estimular y consolidar la industria cinematográfica y audiovisual y todos los servicios que de ella se derivan.

¿Dónde está Santiago de Compostela Film Comisión (SCFC)?
Rúa do Vilar, 63
15705 Santiago de Compostela

Teléfono: 981 580 499

Fax: 981 554 748

E-mail: scfc@santiagoturismo.com
Contacto: Dimas González Bennett (operativa de rodajes)


¿Tiene ánimo de lucro?
Es una oficina de promoción audiovisual sin ánimo de lucro y con vocación de servicio público fundada en el año 2002 por el Ayuntamiento de Santiago de Compostela, del que depende.

¿Hay que pagar por sus servicios?
No.

¿Qué hay que hacer para rodar en Santiago de Compostela?
Hay que rellenar un formulario de rodaje, que se puede encontrar en esta página o solicitándolo a la oficina. Una vez cubierto se envía a la Comisión de Gobierno para que dé su aprobación.

¿Cuánto cuesta rodar en Santiago de Compostela?
La tasa por día de rodaje es de alrededor de 410 euros. Sin embargo, gozarán de una bonificación del 50% de la deuda tributaria los rodajes cinematográficos o similares, siempre que se acredite debidamente que el producto resultante contribuye de modo destacado a la promoción de la ciudad de Santiago de Compostela y se haga constar la colaboración del Ayuntamiento de la ciudad en los créditos y en la promoción de los filmes. Para ello, las productoras deberán redactar una breve carta donde se expongan claramente las razones por las que su proyecto beneficiaría a la imagen pública de la ciudad y sus ciudadanos.

¿Cuánto cuesta la tramitación de los permisos?
La gestión de los permisos es gratuita. SCFC ofrece un servicio de asesoramiento y tramitación sin ningún coste.

¿Qué hay que hacer para solicitar los permisos a través de la SCFC?
Sólo es necesario rellenar dos formularios: uno de carácter general, en el que ha de constar la información sobre la compañía productora, una descripción del proyecto con datos presupuestarios, y el número aproximado de personal técnico y artístico así como los elementos técnicos que se utilizarán durante la filmación, y otro que hace referencia al lugar en el que se desea rodar o al servicio que se solicita. Ambos formularios pueden obtenerse tanto en la página web de la SCFC como en la propia oficina.

¿SCFC gestiona también los permisos para producciones de publicidad?
Si.

¿El equipo de SCFC puede actuar como localizador cinematográfico?
Sí puede facilitar la tarea a los localizadores mediante el asesoramiento y ofrecer información sobre la viabilidad de rodar en el espacio. Nuestra experiencia hace que podamos señalar los pros y los contras de las posibles localizaciones, y proponer lugares que el productor desconoce.

¿Qué seguros hacen falta?
Como es natural, todas las compañías productoras que acometan un rodaje cinematográfico han de disponer de uno o varios seguros que cubran todos los riesgos de la producción en sus diferentes etapas. Muchas empresas e instituciones relacionadas con el mundo del cine exigen constancia de la existencia del seguro antes de conceder permisos o servicios.

El llamado seguro de responsabilidad civil cubre todos los posibles daños que el personal de una producción pueda causar a terceras personas. Puede tramitarse en una empresa local o extranjera, pero siempre ha de estar vigente desde que se inicie la producción hasta que se finalice la labor de postproducción. Muy habitual es también el seguro de material grabado o del negativo, que cubre los daños o pérdidas que puedan sufrir los negativos de las películas durante el rodaje, sus diversas manipulaciones, almacenaje y transporte.

Las compañías productoras, además, pueden contratar otro tipo de seguros a fin de proteger los diferentes recursos empleados en un proyecto, tales como decorados, vestuario, animales, cámaras, etcétera. La contratación de estos seguros es un tema complejo que varía en función de la magnitud y características individuales de cada producción, por eso SCCF recomienda tramitarlos con empresas acostumbradas a trabajar con la industria audiovisual.