print cuaderno de viaje

Turismo de Santiago apuesta por captar turismo de calidad de los mercados asiáticos

Content not available in English. Sorry for the inconvenience

El concejal de Turismo, Sindo Guinarte, y la gerente de Turismo de Santiago, Flavia Ramil, presentaron dos acciones destinadas a promocionar la ciudad en los principales mercados emisores asiáticos. La primera es la participación en la ITB Asia, que se celebra en Singapur del 16 al 18 de octubre. La segunda es la JATA, que se celebra en Osaka del 24 al 27.

Según el concejal, uno de los principales objetivos de Turismo de Santiago es captar un turismo de mayor calidad, que complemente el turismo tradicional de la ciudad: un tipo de turismo con un gasto medio elevado y que fomente la desestacionalización de la demanda, generando un modelo turístico más sostenible. 

Según datos del INE, el gasto medio por turista internacional en España en 2018 fue de 146 euros. Japón, con 410 euros, Corea, con 353, y China, con 291 euros, superan ampliamente esta media. Los turistas de estos tres mercados, además, viajan durante todo el año, permitiendo la desestacionalización del destino. 

Con la participación en estas dos ferias, Turismo de Santiago refuerza la promoción que ya se estaba haciendo en los últimos años en los mercados asiáticos. Los datos de peregrinos en el Camino de Santiago muestran el importante crecimiento que están viviendo los mercados coreano, japonés y chino. En 2005 Corea tuvo 24 peregrinos, un número apenas relevante. Sin embargo, en 2018 tuvo 5.665. Fue el noveno país con mayor número de peregrinos, convirtiéndose para la ciudad en un mercado ya con un peso importante. Por su parte, Japón tuvo 278 peregrinos en 2005, que aumentaron hasta 1.477 en 2018; y China pasó de apenas 5 peregrinos no 2005 a los 1.111 el año pasado.

El programa de la participación en estas dos ferias incluye una amplia agenda de reuniones con agentes de viajes, turoperadores, responsables de OETs y profesionales del sector, para presentar a Santiago como un destino idóneo para los mercados del sureste asiático, en el que se combinan cultura, patrimonio, historia, gastronomía y naturaleza. La idea es conseguir que se incluya a Santiago en los circuitos turísticos de grupos por diferentes ciudades y regiones de Europa, y que se considere también un destino que vale la pena visitar por sí mismo.