Google+ print cuaderno de viaje

El aeropuerto de Santiago alcanza por primera vez los 400.000 pasajeros en sus rutas internacionales

Content not available in English. Sorry for the inconvenience

El aeropuerto de Santiago superó por primera vez en su historia los 400.000 pasajeros en sus conexiones internacionales. Hasta octubre hubo 403.585 pasajeros en estas rutas, superando ya el objetivo municipal de 400.000 pasajeros foráneos para todo el 2014. Así continúa el aumento del tráfico internacional que comenzó en 2012, y que permitió que se pasara de los 220.000 pasaxeiros del 2011 a los 350.000 del año pasado y los más de 400.000 que se conseguirán en este 2014.

41.221 pasaxeiros usaron en octubre las conexiones internacionales del aeroporto, 21% más que en el mismo mes del año pasado. El crecimientose apoyó  tanto en el aumento de tráfico por las nuevas conexiones disponibles este año, Ámsterdam y Bruselas, como en el aumento de tráfico general de las conexiones ya existentes.

El aeropuerto de Santiago tuvo también en octubre unos resultados generales positivos. En total, hubo 189.223 pasajeros, con un crecimiento del 11,1% respecto de octubre de 2013. Fue el mes con mayor crecimiento del aeropuerto, que luego de un primer trimestre complejo con bajadas de pasajeros, enlazó desde abril siete meses consecutivos de aumento.

Los buenos datos de octubre en el aeropuerto apuntan que en este mes continuaron los buenos datos turísticos que se consiguieron en el verano que, según datos del INE, fue el verano con mayor número de pernoctaciones de los últimos diez años en la ciudad, exceptuando el Año Santo 2010. Estos datos se apoyan en buena medida en la celebración de grandes eventos el pasado mes, como el Womex o el Congreso de la Sociedad Española de Cardiología.

En el acumulado anual el aeropuerto ronda los 1.800.000 pasajeros, prácticamente la misma cifra que en los primeros diez meses del año pasado. En este periodo el tráfico total en los aeropuertos gallegos fue de 3.210.847 pasjeros, por lo que Santiago movió un 56% del tráfico aéreo gallego.