Google+ imprimir cuaderno de viaje

España sólo capta el 20% de los rodajes internacionales potenciales

En la situación actual de dificultad por la que atraviesa el cine español y la industria audiovisual española, Carlos Rosado Cobián, presidente de Spain Film Commission, organización que agrupa una extensa red de oficinas, autonómicas y locales especializadas en la promoción del territorio, la captación de rodajes audiovisuales y la a asistencia a la industria nacional e internacional, considera que "una adecuada política de incentivos atraería un 80% más de los rodajes captados hasta ahora ”.

España es el único país europeo que carece de una estrategia nacional para fomentar la captación de rodajes en su territorio, y su competitividad en este segmento industrial está seriamente comprometida frente a países como Francia, Alemania, Inglaterra, Austria, Malta, varios de Latinoamérica y otros países emergentes.
Actualmente, los rodajes controlados y apoyados económicamente por el ICAA suponen que por cada euro público incorporado a las películas se ingresa en la economía del país 4'4 €. Sin embargo, si España aplicase cualquiera de los modelos actuales de otros países europeos que suponen el retorno de la inversión del productor del 16% de media (tax rebates) por cada euro así cedido, se obtendría un impacto de 15€ en la economía española, lo que supondría multiplicar por tres el impacto económico generado por el sistema regular de producción actual.
Según el avance del estudio sobre impacto económico de los rodajes en España, encargado por Spain Film Commission a la consultora Media Research & Consultancy (MRC), de un total de 80 grandes producciones internacionales inicialmente interesadas en rodar en España, se perdieron 54 ante la inexistencia de incentivos, 12 se trasladaron a otros países competidores después de iniciar trabajos de preproducción en nuestro país y el resto usaron nuestro territorio sólo parcialmente para rodajes que podrían haberse realizado íntegramente aquí.

Dicho estudio hace un análisis comparado con otros países de nuestro entorno. Y destaca que la implantación en Gran Bretaña del tax relief ha sido esencial para la industria y su inexistencia habría reducido la producción en un 75% y supuesto una reducción de su PIB en 1'4 billones de libras anuales. Todo ello sin contar con el impacto que tiene sobre su turismo la aparición de la cultura y escenografías inglesas en las pantallas que se estima en el 20% de los turistas que recibe.
Spain Film Commission, prepara, según informa su presidente, la celebración de una convención a la que se invitará a participar a las Instituciones públicas nacionales y autonómicas concernidas, asociaciones del sector y expertos para analizar este importante fenómeno y trazar líneas de actuación.
Dado que actualmente no está adecuadamente analizado ni identificado en las tablas input output (TÍO) ni en las políticas públicas o corporativas del sector, salvo en alguna Comunidad Autónoma.
"España ocupa todavía un importante lugar en la industria de rodajes, pero desaprovecha muchas de sus posibilidades de convertir al país en lugar de referencia para la industria internacional. La excelente estabilidad climática, luz, infraestructuras y eficiencia de sus profesionales altamente cualificados, le permitirían competir en mejores condiciones con otros países que apuestan por la captación de rodajes si dispusiera de las herramientas de promoción y de incentivos
adecuadas .Y estos beneficios directos pueden, además, desplegar otros efectos inducidos en sectores conexos como en el turismo o contribuir a la mejora de la imagen-país de España en el mundo".