Parque de Galeras

Google+ imprimir cuaderno de viaje

El parque de Galeras se extiende a lo largo de los márgenes del río Sarela sobre un terreno casi plano en el que se une con el arroyo Corgo. Esta vaguada la delimitan por el oeste la finca de O Espiño y el monte Pío, y por el este la ciudad monumental, lo que permite apreciar el contraste entre el tamaño de los bloques de viviendas y de los grandes edificios singulares (catedral, convento de San Francisco, facultad de Medicina, monasterio de San Martín Pinario, antiguo hospital, etc.) y las pequeñas casas y construcciones de escala rural que suben hacia el monte Pedroso. Marca, por tanto, el límite entre la ciudad y el entorno natural.

Galeras es sobre todo un gran prado, muy adecuado para el paseo, el juego infantil y la práctica deportiva, que tiene además en sus bordes varias arquitecturas de autor, y cafeterías y restaurantes con vistas sobre el parque.

La Vaquería de O Carme de Abaixo es el nombre de una antigua explotación ganaderacuyos terrenos y estructuras acogen hoy varios edificios de viviendas, exquisitamente rehabilitados por el conocido arquitecto Víctor López Cotelo. La calidad de la intervención aquí llevada a cabo por este autor la ha hecho merecedora del prestigioso premio de la Bienal Española de Arquitectura en el año 2003.

Enfrente de la vaquería, rodeada de árboles frutales, está la escuela pública Raíña Fabiola, proyectada por el arquitecto italiano Giorgio Grassi. En su simetría y regularidad la obra muestra los valores de intemporalidad que impregnan la obra de este autor y le permiten aparecer en el centro del terreno como un volumen sólido, sereno, sin formas sorprendentes. Como si siempre hubiera estado allí.

Enfrente del colegio, sobre una loma y cercado por una frondosa vegetación, el pazo modernista de O Espiño , construido a principios del siglo XX, fascinante, romántico. Y a su lado, sobre el monte Pío, la residencia presidencial de la comunidad autónoma de Galicia , obra del famoso arquitecto gallego, Manuel Gallego Jorreto caracterizada por su discreta integración en la colina que la aloja.En el barrio de Galeras destaca además por el volumen y regularidad de su arquitectura el que fue hasta hace unos años Hospital General de Galicia, trasladado en la actualidad al barrio de A Choupana, en la periferia de la ciudad.

Desde el parque de Galeras se podría continuar, en un paseo alternativo de unos 40 minutos, hasta la cima del monte Pedroso , que es ‘el monte' de los compostelanos, la referencia paisajística ineludible desde cualquier punto de la ciudad. Lugar para el paseo y para las rutas ciclísticas es también el mejor mirador para descubrir a Santiago distribuyéndose por el paisaje. Interlocutor privilegiado de la Catedral y de la ciudad entera, esa interdependencia paisajística, motivó que, hace ya muchos años, se protegiese esa zona de la construcción, de modo que ningún edificio pueda nunca competir en altura, ni en visibilidad, ni en dominio territorial, con la Catedral. Para llegar a la cima se se pasa primero por el parque de la Granxa do Xesto , un gran espacio natural en la falda del monte, a medio camino entre parque –por su configuración y equipamientos- y bosque, siendo de hecho la entrada del parque forestal.

 

El parque de Galeras se extiende a lo largo de los márgenes del río Sarela sobre un terreno casi plano en el que se une con el arroyo Corgo. Esta vaguada la delimitan por el oeste la finca de O Espiño y el monte Pío, y por el este la ciudad monumental, lo que permite apreciar el contraste entre el tamaño de los bloques de viviendas y de los grandes edificios singulares (catedral, convento de San Francisco, facultad de Medicina, monasterio de San Martín Pinario, antiguo hospital, etc.) y las pequeñas casas y construcciones de escala rural que suben hacia el monte Pedroso. Marca, por tanto, el límite entre la ciudad y el entorno natural.

Galeras es sobre todo un gran prado, muy adecuado para el paseo, el juego infantil y la práctica deportiva, que tiene además en sus bordes varias arquitecturas de autor, y cafeterías y restaurantes con vistas sobre el parque.

La Vaquería de O Carme de Abaixo es el nombre de una antigua explotación ganaderacuyos terrenos y estructuras acogen hoy varios edificios de viviendas, exquisitamente rehabilitados por el conocido arquitecto Víctor López Cotelo. La calidad de la intervención aquí llevada a cabo por este autor la ha hecho merecedora del prestigioso premio de la Bienal Española de Arquitectura en el año 2003.

Enfrente de la vaquería, rodeada de árboles frutales, está la escuela pública Raíña Fabiola, proyectada por el arquitecto italiano Giorgio Grassi. En su simetría y regularidad la obra muestra los valores de intemporalidad que impregnan la obra de este autor y le permiten aparecer en el centro del terreno como un volumen sólido, sereno, sin formas sorprendentes. Como si siempre hubiera estado allí.

Enfrente del colegio, sobre una loma y cercado por una frondosa vegetación, el pazo modernista de O Espiño , construido a principios del siglo XX, fascinante, romántico. Y a su lado, sobre el monte Pío, la residencia presidencial de la comunidad autónoma de Galicia , obra del famoso arquitecto gallego, Manuel Gallego Jorreto caracterizada por su discreta integración en la colina que la aloja.En el barrio de Galeras destaca además por el volumen y regularidad de su arquitectura el que fue hasta hace unos años Hospital General de Galicia, trasladado en la actualidad al barrio de A Choupana, en la periferia de la ciudad.

Desde el parque de Galeras se podría continuar, en un paseo alternativo de unos 40 minutos, hasta la cima del monte Pedroso , que es ‘el monte' de los compostelanos, la referencia paisajística ineludible desde cualquier punto de la ciudad. Lugar para el paseo y para las rutas ciclísticas es también el mejor mirador para descubrir a Santiago distribuyéndose por el paisaje. Interlocutor privilegiado de la Catedral y de la ciudad entera, esa interdependencia paisajística, motivó que, hace ya muchos años, se protegiese esa zona de la construcción, de modo que ningún edificio pueda nunca competir en altura, ni en visibilidad, ni en dominio territorial, con la Catedral. Para llegar a la cima se se pasa primero por el parque de la Granxa do Xesto , un gran espacio natural en la falda del monte, a medio camino entre parque –por su configuración y equipamientos- y bosque, siendo de hecho la entrada del parque forestal.

 

Más información

Localización
Galeras, Santiago de Compostela, 15705
Si detectas algún error en esta página, por favor comunícalo a ot@santiagoturismo.com