Google+ imprimir cuaderno de viaje
Muy cerca de Santiago: Arzúa

En el Km 25,8 de la etapa 29 del Camino Francés se encuentra el albergue de Ribadiso, uno de los mejor valorados de la ruta y en buen estado de conservación. Está situado en la aldea de Ribadiso de Abaixo -tras cruzar el río Iso por un puente medieval- a 2 km de la villa de Arzúa, donde al Camino Francés se le une el Camino Norte.

El albergue ocupa la edificación del antiguo hospital de peregrinos. Tiene 70 plazas comunes repartidas en 3 cuartos, uno de ellos destinado para gente con movilidad reducida (8 camas); las otras 62 son literas. Está abierto todo el año con horario de admisión entre las 13:00 y las 22 horas, teniendo que abandonar el albergue antes de las 8 de la mañana. Los peregrinos tienen que presentar la credencial (no admite reservas) y su coste es de 6 €.

Cuenta con lavadero, tendedero, lavadora (4,4 €), secadora (1 €), botiquín de primeros auxilios, armarios, aparcabicis cerrado, cobertura móvil y enchufes para cargar baterías.

La aldea de Ribadiso está a 310 m. de altura. Es uno de los enclaves mágicos del final del Camino, pero apenas cuenta con servicios, sólo bares y albergues; el resto de necesidades (cajeros, supermercados y tiendas de alimentación, oficinas de información, centro médico y farmacia) hay que cubrirlas en la cercana villa de Arzúa, a 2 km, tras superar una empinada cuesta.

El tramo del Camino que une Melide con Arzúa atraviesa un área rural muy verde y poco urbanizada. Cruza prados y bosques, subidas y bajadas, valles y montañas, que provocan un paisaje donde se respira tranquilidad y se transmite sosiego. Su economía todavía se basa en el sector primario, con una importante cabaña vacuna que produce la leche necesaria para la fabricación de quesos de la D.O.P. Queso Arzúa-Ulloa.

En el Km 25,8 de la etapa 29 del Camino Francés se encuentra el albergue de Ribadiso, uno de los mejor valorados de la ruta y en buen estado de conservación. Está situado en la aldea de Ribadiso de Abaixo -tras cruzar el río Iso por un puente medieval- a 2 km de la villa de Arzúa, donde al Camino Francés se le une el Camino Norte.

El albergue ocupa la edificación del antiguo hospital de peregrinos. Tiene 70 plazas comunes repartidas en 3 cuartos, uno de ellos destinado para gente con movilidad reducida (8 camas); las otras 62 son literas. Está abierto todo el año con horario de admisión entre las 13:00 y las 22 horas, teniendo que abandonar el albergue antes de las 8 de la mañana. Los peregrinos tienen que presentar la credencial (no admite reservas) y su coste es de 6 €.

Cuenta con lavadero, tendedero, lavadora (4,4 €), secadora (1 €), botiquín de primeros auxilios, armarios, aparcabicis cerrado, cobertura móvil y enchufes para cargar baterías.

La aldea de Ribadiso está a 310 m. de altura. Es uno de los enclaves mágicos del final del Camino, pero apenas cuenta con servicios, sólo bares y albergues; el resto de necesidades (cajeros, supermercados y tiendas de alimentación, oficinas de información, centro médico y farmacia) hay que cubrirlas en la cercana villa de Arzúa, a 2 km, tras superar una empinada cuesta.

El tramo del Camino que une Melide con Arzúa atraviesa un área rural muy verde y poco urbanizada. Cruza prados y bosques, subidas y bajadas, valles y montañas, que provocan un paisaje donde se respira tranquilidad y se transmite sosiego. Su economía todavía se basa en el sector primario, con una importante cabaña vacuna que produce la leche necesaria para la fabricación de quesos de la D.O.P. Queso Arzúa-Ulloa.

Más información

Localización
Ribadiso de Abaixo, s/n , Arzúa, 15819
Teléfono
981 50 11 85
Si detectas algún error en esta página, por favor comunícalo a ot@santiagoturismo.com