estado do tempo
Today is monday 1 september, it is 27ºC and slightly cloudy in Santiago

Un parking en el Obradoiro

Published on 21/10/2010 18:01

Hoy es difícil de imaginar, pero no hace tanto tiempo la plaza del Obradoiro era un parking. Allí, frente a las torres de la catedral, donde hoy los peregrinos sienten la emoción única de la llegada a Santiago y cientos de miles de personas disfrutan de la belleza de la piedra, hace unos años se aparcaban decenas de coches de compostelanos y visitantes. En realidad, a comienzos de los años ochenta, la ciudad histórica tenía igual consideración que cualquier otra parte de la ciudad a efectos de circulación rodada. Es decir, los coches circulaban sin limitación por la Rúa do Vilar, el Franco, la Rúa Nova...

En aquellos años ochenta el Concello comenzó un proceso de regulación del tráfico en la zona monumental para recuperar este espacio privilegiado para su uso peatonal. Fue un proceso escalonado y difícil, que empezó a comienzos de la década con calles de escasa circulación y en franjas horarias determinadas. Así, en 1988 se aprobó una ordenanza que regulaba el tráfico en la zona monumental, pero de un modo ligero.

Sin embargo, fue con motivo del Año Santo de 1993 cuando se llevó a cabo una regulación profunda del tráfico en la zona monumental y, mediante un Bando municipal, se extendió la peatonalización a la práctica totalidad del Casco Histórico. Esta decisión del Concello provocó un fuerte rechazo social, especialmente por parte de los comerciantes y de los residentes en el espacio monumental. Se determinaron condiciones específicas de acceso para ambos grupos, pero los comerciantes criticaron la decisión diciendo que reduciría su volumen de ventas, y los residentes diciendo que reducía su calidad de vida.

Pero, pese a las críticas recibidas al comienzo, algunas de ellas muy duras, el paso del tiempo demostró que se trataba de una decisión acertada y en 1998, año previo al Año Santo de 1999, se aprobó una Ordenanza Municipal de Tráfico, que contemplaba la peatonalización de la totalidad de la Ciudad Histórica de Santiago.

Solo han pasado 12 años desde aquella aprobación y parece que haya sido una eternidad. Hoy nadie se imagina que los coches vuelvan a circular libremente por el Casco Histórico, nadie se imagina que el Obradoiro vuelva a ser un parking. Porque uno de los grandes atractivos de Santiago, para compostelanos y turistas, es el placer de poder pasear tranquilamente por sus calles de piedra sin preocuparse por esquivar vehículos que van y vienen. Sin este placer, Santiago no sería el destino turístico consolidado que es. Y esto puede parecer un poco materialista, pero sin este placer, en Santiago habría menos restaurantes, comercios, hoteles, empresas de servicios y, sobre todo, puestos de trabajo.

Content not available in English. Sorry for the inconvenience

Tags: Old town Transports Ratings: 1
How much did you like this entry?
Share it on:
What do you think?
You have to register in order to comment.
Enter your username and password here.