'...Para ir a unha espadela'
[Exposiciones]
'...Para ir a unha espadela'
23/05/2012 - 17/06/2012

Google+ imprimir cuaderno de viaje

'...Para ir a unha espadela'

Del cultivo del lino en el Val de Vea sabemos por diversas fuentes que dan fe de su importancia, igual que la elevada producción está testimoniada por la existencia de un trillo para el lino en el lugar de Curuxeiras (Santeles). Pero es el instrumental más pequeño, espadelas y espadeleiros, el que, unido a lo anterior, nos da una idea de la importancia económica de la producción del lino y de su alto valor social en el que concurren las relaciones de vecindad que llevan parejos los trabajos comunitarios.

El trabajo de transformación del lino, casi exclusivamente femenino, era un proceso muy largo y laborioso que requería un gran esfuerzo por parte de numerosas personas. Consta de cuatro fases principales: el cultivo y la cosecha, la obtención de la fibra, la transformación en hilo y la elaboración de tejidos. En la mayoría de las fases el volumen de trabajo era tal que las mujeres de la casa no eran suficiente para afrontarlo, razón por la que pedían ayuda a las parientes y vecinas. Estas reuniones, basadas en la reciprocidad y en la gratuidad, terminaban siempre en una fiesta a la que acudían los jóvenes y la vecindad, convirtiéndose en un acontecimiento social, sobre todo para las mujeres, por la vinculación de su ocio con los trabajos colectivos femeninos.

Cada mujer acudía a las espadillas llevando la propia herramienta, espadilla y espadeleiro, profusamente adornadas con los más diversos motivos decorativos (rosáceas, soles, ruedas, abanicos, cordones, custodia y corazones con incrustaciones de cristales y espejos) y con policromía variada. No cabe duda de que esta herramienta también otorgaba cierto prestigio social a la propietaria, que la mostraba en las concurridas espadillas y presumía de su hechura.

Para estas mujeres su herramienta contaba con un valor añadido: el hecho de tratarse de objetos que pasaban de generación en generación. Algunos, regalos de jóvenes como señal de compromiso, otros encargados a carpinteros de la zona y, en las casas de menos recursos, algún miembro de la familia -padre, tío, abuelo o hermano- copiaba cariñosamente los modelos de los carpinteros simplificando tallas y motivos.

Esta muestra pretende, pues, dar testimonio de una singular manifestación, ya no sólo laboral, sino también artística, donde la cultura popular todavía guarda sorpresas.

Más información

Lugar
Museo do Pobo Galego
Localización
San Domingos de Bonaval s/n, Santiago de Compostela, 15703
Hora de inicio
10:00:00
Fecha de inicio
23/05/2012
Fecha de fin
17/06/2012
Horario

Martes a sábado: 10-14 h, 16-20 h.
Domingos y festivos: 11-14 h.

Inauguración: 19.30 h.

Si detectas algún error en esta página, por favor comunícalo a ot@santiagoturismo.com